Cuando las flores de Bach curan dolencias físicas.

Las flores de Bach se utilizan principalmente para aliviar las enfermedades mentales.

Su misión es equilibrar las emociones para ayudar a una persona o un animal a sentirse mejor psicológicamente y ser feliz. Antes de continuar, te invito a leer mi página de presentación sobre las flores de Bach si aún no lo has hecho: Flores de Bach.

Ahora sabemos que el estado emocional de una persona o un animal tiene un gran impacto en su salud. Además, todas las dolencias físicas, toda patología, tienen un origen emocional.

Cuando el cuerpo físico se ve afectado por lo emocional es porque este último lleva demasiado tiempo presente, puede ser un problema emocional que acaba anclado en el cuerpo físico. Los golpes y los traumas tienen un impacto igualmente significativo en el cuerpo físico.

Cualquier emoción negativa no controlada se imprime en el cuerpo. Entonces, ¿Qué sucede cuando lo emocional afecta al cuerpo físico? Migraña, ciática, ardor de estómago, digestiones difíciles, dolores diversos, eccemas, otitis … pero también patologías más graves como la fibromialgia o el cáncer. Por tanto, el vínculo entre el cuerpo físico y el emocional es muy estrecho. Para mantener un cuerpo sano, es fundamental mantener la mente tranquila y estable. Ira, angustia, miedo, tristeza, celos, falta de confianza en uno mismo, resentimiento, estrés … todas estas emociones negativas repercuten en el cuerpo físico.

Mi trabajo como naturópata es tener en cuenta la naturaleza de mi paciente y, por lo tanto, comprender el origen de un problema y no eliminar “estúpidamente” un síntoma.

No es raro, durante mis consultas, que ofrezca un acompañamiento en flores de Bach cuando originalmente me trajeron para aliviar dolencias físicas …

No te extrañes si te ofrezco flores de Bach por problemas digestivos: si te las ofrezco es porque he identificado un problema emocional que sería el origen.

Así, las flores de Bach tienen una doble acción: al equilibrar primero la mente, actúan en segundo lugar sobre el cuerpo físico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad