El arenero ideal para tu gato

Hay muchos conceptos erróneos que se infiltran en las buenas intenciones de los humanos con respecto a la arena para gatos y, es cierto, a veces los intereses divergen . Sin embargo, hay mucho en juego porque una caja de arena inadecuada desde el punto de vista felino probablemente lo lleve un día u otro a hacer sus eliminaciones en otra parte de la casa.

Incluso si el gato puede adaptarse a las molestias (involuntariamente) impuestas por humanos benévolos pero mal informados , esta adaptación con el tiempo puede pesar sobre él y generar malestar . Si se suma a otros factores incómodos en su vida diaria, estamos lidiando con la orina o la caca fuera del arenero (también llamadas «eliminaciones no deseadas»).

Entonces, ¿cuál sería el arenero ideal para el gato?

  • Un arenero abierto y espacioso.

El gato necesita menos «privacidad» que poder vigilar los alrededores . En el medio natural, cuando defeca, es potencialmente vulnerable a sus depredadores . Tener una visión clara y la posibilidad de huir fácilmente es, por tanto, una ventaja. Además, debe poder girar, rascar, tapar … en fin, necesita espacio, en ancho y en alto. 

La caja de arena es también un «centro de comunicación felino» para el gato   . Durante su eliminación, deposita sustancias olfativas y feromonas, algunas son perceptibles por los humanos, otras no. Mediante esta comunicación química, les indica a los demás convivientes que vive aquí, y crea para sí mismo un ambiente olfativo reconfortante y familiar. Por lo tanto, es con un contenedor abierto donde es más probable que esta información llegue a todos.

  • Un lugar tranquilo y estratégico 

La ubicación del contenedor debe ser tranquila y segura para el gato. Necesitan un lugar donde pueda hacer sus necesidades sin que lo molesten: no ponerlo en un pasillo donde es un lugar de paso frecuente, cerca de una lavadora o un lavaplatos que se encienda ruidosamente, o justo al lado de la cama del perro.

Debemos asegurarnos de que el arenero esté alejado de otras áreas de actividades felinas : cuencos de comida y agua, lugares de descanso. En el medio natural estas áreas están separadas unas de otras de manera muy definida, una vez más para minimizar el riesgo de depredación. En casa recomiendo al menos 2 metros entre cada uno de ellos , mucho más si puede ser. 

  • Neutralidad olfativa

No olvidemos que las capacidades olfativas del gato están muy desarrolladas y que el olfato es de gran importancia en su existencia y en su vida diaria.

La contaminación de la caja de arena con olores fuertes y sintéticos conduce, en el mejor de los casos, a molestar al gato, en el peor de los casos puede producir que se aleje de su caja de arena o, en general, a molestar al gato. Todo esto, por supuesto, se intensifica en un arenero cerrado , que se saturará rápidamente con estos molestos olores para el gato.

  • Una rutina de limpieza adecuada

Cómo limpiar la caja de arena es un punto muy importante, porque los gatos y los humanos obviamente a veces no tienen la misma noción de «limpieza».

Es fácil ver que una caja de arena, con excrementos que se acumulan durante varios días podría disgustar al gato, es un hecho, la disciplina es fundamental (¡para los humanos!). Pero un arenero“demasiado” limpio también puede ser un problema: recuerda que siempre es un  «centro de comunicación felina». Si la  información olfativa  depositada por el gato se borra inmediatamente del entorno, es posible que tenga que empezar a «hablar más fuerte» y difundir sus olores a otros lugares del entorno  (¿en la alfombra)?) Para percibirlos mejor.

Digamos que eliminar los excrementos y orina una vez al día es suficiente y recomendable. Añadiremos el equivalente de arena sucia y retirada todos los días, personalmente recomiendo una altura bastante grande, para permitir que el gato se rasque sin tocar el fondo de la caja de plástico.

Para la limpieza completa   del arenero, la frecuencia depende del tipo de arena utilizada: cada semana para la arena mineral, aproximadamente cada 10 días para la sílice, hasta 4 semanas para alguna arena aglomerante.

Debe evitarse el uso de detergentes o productos de limpieza y lejía . Sin embargo, para una higiene perfecta, limpiar con una esponja y agua caliente , seguido de enjuague con agua hirviendo es suficiente para eliminar todos los gérmenes. 

Hasta aquí el arenero  ideal desde el punto de vista del gato .  Por supuesto, también debemos tener en cuenta las preferencias individuales de los felinos , es posible que algunos gatos parezcan preferir un recipiente cerrado, por ejemplo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad