Fitoterapia y complementos alimenticios: advertencias.

¿Cuándo tomar o dar complementos alimenticios? ¿Cómo? ¿O qué? ¿Sabe que las hierbas medicinales y otros remedios naturales entran en la categoría de «complementos alimenticios»? ¡Este es un pequeño artículo para aclarar las cosas!

«Suplemento dietético», dos palabras que para la mayoría de nosotros representan píldoras concentradas de vitaminas, minerales y otros oligoelementos. Si efectivamente existen tales complementos alimenticios, debes saber que una caja de cápsulas de arándanos, por ejemplo, entra en la categoría: complemento alimenticio.

Existen multitud de complementos alimenticios, a base de plantas, vitaminas y minerales, u otras sustancias. Estos suplementos aportan sustancias nutritivas para ayudar al organismo.

Hay tantos complementos alimenticios como beneficios buscados: hay complementos alimenticios para compensar carencias de vitaminas y minerales, para reforzar el sistema inmunitario, para drenar el organismo, para tener una piel o pelaje bonito, para ayudar a la digestión…

A diferencia de los medicamentos, la comercialización de complementos alimenticios no requiere una autorización para la venta al consumidor: ¡por lo tanto, puedes comprarlos como si compraras una barra de pan! ¡ Este autoservicio es peligroso y tomar una planta o vitaminas no es seguro!

Estoy muy acostumbrada a escruchar esto: «Es natural, no puede hacer mal»

¡Si supieras lo que me enfada esa frase! ¿Necesito recordarte que muchos hongos son mortales? Sin embargo, son naturales… ¿Tengo que recordarte que algunas plantas (como la magnífica adelfa) son tóxicas incluso en pequeñas dosis? La naturaleza hace cosas hermosas, pero también es formidable a la hora de defenderse. Además, ¡las alergias existen! ¿Cuántos animales y personas son alérgicas a los mariscos? En definitiva, hay que dejar de pensar que todo lo que viene de las plantas, que todo lo que es natural (sabéis que el cianuro es natural por cierto…) no tiene peligro: ¡es falso!

En general, en ausencia de patología, la cobertura de las necesidades nutricionales es posible mediante una dieta variada y equilibrada asociada a una adecuada actividad física. El consumo de complementos alimenticios entonces no es necesario.

Algunas vitaminas son solubles en agua: estas vitaminas no son almacenadas por el cuerpo, si se excede la tasa, se eliminan en la orina. Estas son las vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, B9, B12) y C.

Otros son liposolubles: estos no pueden ser evacuados por el organismo, por lo que se almacenan en la grasa. Este grupo incluye las vitaminas A, D, E y K.

A menudo pensamos en las deficiencias de vitaminas, pero debes saber que una sobredosis de vitaminas es igual de peligrosa (incluso peor en algunos casos). Por lo tanto, es importante controlar nuestra dieta y la de nuestros animales y no darles vitaminas todo el tiempo: ¡corre el riesgo de hacer más daño que cualquier otra cosa!

En cuanto a la fitoterapia: no elijas plantas “al azar” porque puede ser bueno. Antes de tomar cualquier planta, consulta a tu naturópata o nutricionista. Esto no es para molestarte, simplemente hay contraindicaciones, las plantas pueden actuar sobre tu tratamiento o el de tu animal si lo hay. De hecho, una interacción de medicamentos puede tener consecuencias desastrosas: es bueno querer estimular tu memoria con ginko pero si tomas aspirina o ibuprofeno esta prohibido.

Del mismo modo, por no hablar de las interacciones medicamentosas, existen otras contraindicaciones importantes como tu estado de salud o el de tu animal: ¡muchas plantas no se recomiendan durante el embarazo!

Procedimiento para la toma responsable de complementos alimenticios:

– Antes de tomar cualquier cosa, consulte a un profesional (médico, veterinario, naturópata, farmacéutico) e infórmale de tu estado de salud o el de tu animal), alergias conocidas y tratamientos en curso.

– Respetar siempre escrupulosamente las condiciones de uso y las dosis recomendadas por el fabricante y/o el profesional sanitario.

– Nunca usea un complemento alimenticio durante demasiado tiempo (a menos que el consejo médico indique lo contrario). Un complemento alimenticio debe administrarse por poco tiempo, no reemplaza una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable. Además, puede perturbar el cuerpo. – ¡Prefiere marcas orgánicas y eco-responsables!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad