Halloween seguro para nuestros animales.

Halloween son dulces, películas de terror, bromas, disfraces, risitas …

En definitiva, una auténtica fiesta donde grandes y pequeños se divierten, esta velada es sinónimo de carcajadas y buenos momentos.

Nuestros animales participarán voluntaria o involuntariamente en esta celebración ruidosa y a menudo aterradora para ellos.

Para que esta fiesta sea agradable para todos y para evitar incidencias, aquí tienes algunos consejos.

1 ¡Cuidado con los disfraces!

¡Y sí, los disfraces no solo asustan a los niños pequeños! Los animales pueden experimentar miedo al pánico frente a ciertos disfraces. Obsérvalos, y si un disfraz aterroriza demasiado a uno de tus peludos, actúa por su bien: le quitamos la máscara o le pedimos a esta persona que no se acerque al animal.

2. Bromas sí, ¡pero no para animales! Sorprender y asustar a un amigo puede ser divertido. Guarda estas bromas para los humanos, los animales no entienden, para ellos, no tiene nada de divertido.

3. Dale un espacio reservado para tu animal.

Tu compañero, sea cual sea la especie a la que pertenezca, debe disponer de un espacio propio donde descansar en paz sin ser molestado. No estoy hablando de excluir al animal en una habitación que no le es familiar y que puede estresarlo más, sino simplemente de proporcionarle un lugar donde se sienta seguro.

4. ¡No comparta tus dulces ! ¡Halloween es una fiesta de dulces! Pero recuerda que los dulces solo se elaboran con azúcar y otros aditivos nocivos para la salud: no le des a tu peludo y asegúrate de que no reciba ninguno, especialmente cuando se trata de dulces ácidos, que pueden causar graves daños a la salud de tu peludo.

5. Vigila a tus invitados. Generalmente nuestros animales son sabios, ¡no siempre se puede decir lo mismo de nuestros huéspedes! Asegúrate de que no molesten a tus animales y que no les den golosinas. Explícales que si tu gato se esconde no es correcto insistir en acariciarlo. Expresa tu deseo de que nadie saque tu roedor de su jaula o recinto, y explícale que no entre en su territorio.

4. Gritos y otros ruidos.

Algunos animales son más sensibles que otros al ruido: depende del temperamento y las experiencias de la vida. No es una tarde ni un día como los demás: hay mucha gente, ruido, disfraces … Así que las simples voces fuertes pueden asustar a tu animal. Avisa a tus invitados y no dudes en pedirles que presten atención a sus gestos.

Los animales tienen una audición más sensible que la nuestra: música de fondo sí, pero cuidado con el volumen. Un volumen demasiado alto puede causar daños irreversibles en los tímpanos.

5. ¡Estate relajado!

Bueno, sí, si estás nervioso y agitado, tu peludo puede sentirlo y se lo puedes transmitir, por lo tanto, ¡que también este nervioso!

6. ¡Piensa en las flores de Bach!

Tanto si tu animal esta estresado como si no, las flores de Bach le permitirán adaptarse, ser más tolerante (dentro de lo razonable), menos ansioso, menos nervioso y vivir mejor este festival. Te lo recomiendo especialmente si tu animal es de naturaleza temerosa o si se estresa fácilmente. Las flores lo calmarán.

No dudes en ponerte en contacto conmigo para obtener más información sobre este tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad