Leucemia felina: Causas, síntomas y alternativas naturales

Si eres responsable de un gato, probablemente estés familiarizado con el virus de la leucemia felina directa o indirectamente.

De hecho, cuando hablamos de leucemia felina, la mayoría de las veces se trata del virus FeLV, más que de un cáncer de sangre. Dicho esto, este virus tiene el insidioso poder de causar cáncer. 

El virus de la leucemia felina se transmite fácilmente entre gatos de varias formas. Puede causar una serie de síntomas que pueden poner en peligro la vida de un gatito.

En mi carrera como auxiliar de clínica veterinaria, como casa de acogida de gatos, como naturópata, nutricionista y como responsable de gatos, he cuidado a varios gatos callejeros y a menudo sucedía que estos gatos eran positivos para este virus.

¿QUÉ ES LA LEUCEMIA EN LOS GATOS?

La leucemia felina (FeLV) es una de las enfermedades infecciosas más comunes en los gatos domésticos. Afecta a alrededor del 3 % de la población felina en Europa y a más del 20% de los gatos considerados de riesgo (gatos que salen al exterior sin supervisión, aquellos en contacto directo con un gato infectado y gatitos nacidos de madre infectada).

¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA LEUCEMIA FELINA?

Como se mencionó anteriormente, la leucemia felina (FeLV) es causada por un retrovirus, un virus de la misma familia que el VIH. Afortunadamente, cada vez menos gatos se ven afectados por esta enfermedad, ya que ahora hay una vacuna disponible contra este virus.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE EL VIRUS DE LA LEUCEMIA FELINA Y LA LEUCEMIA / CÁNCER SANGUÍNEO?

La mayoría de las veces, cuando nos referimos a la leucemia en gatos, estamos hablando del virus FeLV descrito a lo largo de este artículo. Sin embargo, este virus es la principal causa de cáncer de sangre (leucemia linfoblástica) en nuestros gatitos. Este último destruye gradualmente el sistema inmunológico del gato afectado y compromete su capacidad para formar nuevas células sanguíneas sanas.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL VIRUS DE LA LEUCEMIA FELINA?

En las primeras etapas de la infección, es común que los gatos muestren muy pocos o ningún síntoma de leucemia felina. Dependiendo de la persona, los signos comenzarán a aparecer después de unas semanas , meses o años. Entre estos síntomas, podemos encontrar:

  • Disminución del apetito
  • Pérdida de peso gradual
  • Mala calidad del pelaje
  • Aumento de los ganglios linfáticos
  • Fiebre
  • Membranas mucosas pálidas (encías)
  • Inflamación de las encías (gingivitis grave) y la boca (estomatitis).
  • Infecciones secundarias frecuentes: infección de la piel, absceso, infección del tracto urinario, infección del tracto respiratorio superior y / o infección ocular (episodio de rinotraqueítis o gripe felina para amigos cercanos)
  • Diarrea crónica
  • Ataques epilépticos, cambios de comportamiento u otras afecciones neurológicas
  • Aborto u otros daños reproductivos

LAS ETAPAS DE LA LEUCEMIA FELINA Y SU ESPERANZA DE VIDA.

Un gato que entra en contacto con el virus de la leucemia felina no está necesariamente condenado. El sistema inmunológico de un gato expuesto puede responder de diferentes formas . Se describen a continuación:

  • NEUTRALIZACIÓN DEL VIRUS:

¡Afortunadamente, algunos gatos logran combatir el virus! Su sistema inmunológico se deshace rápidamente del virus y luego el animal desarrolla defensas inmunes a esta enfermedad. Por tanto, la esperanza de vida de estos gatos sigue siendo la misma que la de un gato que nunca ha tenido contacto con esta enfermedad.

  • INFECCIÓN REGRESIVA:

Hablamos de infección regresiva cuando el virus se replica muy poco en el organismo. Pocas células del cuerpo están infectadas. Estos gatos no son contagiosos activamente, pero podrían transmitir el virus a través de una transfusión de sangre. Estos gatos pueden parecer normales por un tiempo e incluso pueden tener éxito en deshacerse del virus por completo.

  • FORMA LATENTE:

Hablamos de infección latente cuando se infecta una cantidad moderada de células en el cuerpo. Estos gatos no son contagiosos mientras el virus esté latente (inactivo).

Por otro lado, el virus tiene el potencial de «despertarse» en cualquier momento, cuando hay una caída en el sistema inmunológico o cuando el gato está bajo estrés. Los síntomas suelen aparecer cuando los gatos son adultos jóvenes, entre la madurez y la edad de 5 años.

  • VIREMIA PERSISTENTE:

Hablamos de viremia cuando el virus se propaga por la sangre. Luego, el virus se excreta activamente al medio ambiente, a través de la saliva, entre otros. Esta forma de infección puede considerarse como la etapa final de la enfermedad.

Los gatos virémicos tienen sistemas inmunológicos debilitados. Esto los pone en mayor riesgo de infecciones secundarias y hace que la cicatrización de las heridas sea más lenta y más difícil. Cuando esta fase virémica persiste, los gatos enfermos desarrollan anemia (recuento de glóbulos rojos demasiado bajo) y linfoma (cáncer linfático).

La esperanza de vida de estos gatos es de alrededor de 2 a 5 años después de la infección inicial, pero rara vez supera los 3 años. Aunque os puedo decir que he tenido algún gato que ha superado esta media, gracias a la dedicación, el amor, la nutrición y apoyando el sistema inmune con productos naturales, mi gato Leo falleció con leucemia a la edad de los 8 años.

Mi compañero Leo

¿LA LEUCEMIA FELINA ES CONTAGIOSA?

El virus no es contagioso para los humanos, pero comprenderás que es muy contagioso entre gatos. Los gatos que tienen una forma persistente de leucemia felina son la fuente de contagio.

Estos son los diferentes modos de transmisión de la leucemia felina:

  • Saliva (principal modo de transmisión)
  • Secreciones nasales
  • Orina
  • Excrementos
  • Leche de una madre infectada
  • Sangre (mordedura, transfusión de sangre, a través de un instrumento o aguja contaminados)
  • Gestación (la madre puede transmitir el virus a sus crías)

¿QUÉ TAN CONTAGIOSA ES LA LEUCEMIA FELINA?

Estornudar, compartir arena entre dos gatitos en casa, compartir comida o bebederos y acicalarse entre dos gatos son suficientes para que haya transmisión del virus de la leucemia felina.

TRATAMIENTOS PARA LA LEUCEMIA FELINA

No existe un tratamiento adecuado para curar la leucemia felina. Los veterinarios solo pueden ofrecer tratamientos de apoyo y tratar infecciones secundarias en gatos que muestren signos activos de la enfermedad. Sin embargo, ¡no debemos rendirnos!

  • VACUNA CONTRA LA LEUCEMIA FELINA:

Es probable que tu veterinario te recomiende que vacunes a tu gatito contra la leucemia felina durante su primer chequeo. De hecho, esta vacuna ha demostrado su eficacia. Dicho esto, es interesante que tu gato sea examinado antes de vacunarlo, ya que si ya es portador del virus, la vacuna será inútil en su caso.

Al igual que con cualquier vacuna, siempre existe el riesgo de efectos secundarios. Por lo tanto, debemos considerar el estilo de vida de su gato para ver si la vacuna es adecuada para él.

  • APOYA A TU GATO EN LA LUCHA CONTRA LA LEUCEMIA FELINA CON NUESTROS PRODUCTOS NATURALES (Si te interesa te recomiendo que antes nos contactes a info@lasterapiasdeluna.com, cada individuo es único, te asesoramos sobre cual producto le ira mejor a tu pequeño):

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad